Escasez y abundancia

A veces para pasar de la escasez a la abundancia sólo hay que convencer a nuestro inconsciente de que no va a pasar nada malo si tenemos abundancia. Que confíe en que lo vamos a hacer bien. O al menos, que vamos a aprender a hacerlo mejor. O que tenemos la disposición de ser grandes personas tanto con abundancia o con escasez.

 

Y es que nuestro inconsciente nos está protegiendo. Evitando aquello que pueda temer que nos hace daño o infelices.

El inconsciente tiene grabando todo desde que nacemos. Nuestras vivencias, emociones y asociaciones. Sabe todo de nosotros.

Y por encima de todo esto, nuestra alma ha preparado bien el escenario de esta vida para lo que tenemos que pasar, sí o sí. Para nuestra evolución personal.

 

Cuando tenemos problemas de escasez y por más que queremos solucionarlo, no se soluciona, es que no estamos dando con la clave, con la solución.

O te pones de acuerdo con el inconsciente o no te va a ayudar a tener abundancia. Si le das motivos, razones con peso de que no vas a dañar, de que no vas a usar mal el poder del dinero, que no vas a actuar sin compasión. Si puede confiar en que no vas a comprar a las personas, ni perder tu esencia, corazón, humildad. Si además puede comprobar que a la vez puedes ser justo de verdad, que puedes ser generoso con quien de verdad lo necesita o que puedes poner límites con equidad.

 

 

A veces elegimos “inconscientemente” maneras, terapias que creemos que nos van a poder ayudar, pero resulta ser que no nos ayudan y lo vemos como pérdida de tiempo, dinero o que la terapia no es adecuada. Y lo que suele fallar es que nosotros, inconscientemente, no confíamos en que podamos ser grandes personas, con corazón y humildad aún con dinero o no.

El inconsciente siempre tiene sus razones. La razón principal es que hay alguna idea/creencia/certeza interior grabada por un hecho, vivencia ya sea de esta vida u otra vida pasada de que si tú posees abundancia económica no vas a ser feliz.

Hasta que no se va convenciendo al inconsciente a través de hechos, de experiencias (ya sean vivenciados en la experiencia diaria o vivenciados a través de la imaginación) de que puedes ser una gran persona con abundancia, no te va a ayudar a obtenerla. Si te pasa esto, es que tu alma custodia el proceso y necesitas justamente experimentar TU LUZ con dinero. No temer a tu sombra (posesión, prepotencia, manipulación, egoísmo, etc) con dinero.

Y es que el alma puede elegir quitarte el dinero para que cultives la luz en ti, con o sin dinero. O también, hay muchos casos que el alma elige una encarnación con abundante dinero para que des ejemplo de luz con dinero. Como en muchos casos el alma elige experiencias donde el uso que des del dinero será egoísta o manipulador para que otros puedan ver los opuestos y para que uno mismo vea que siguen existiendo los vacíos interiores a pesar del dinero.

Hay muchos casos distintos, pero todos nos llevan a experimentar para hallar la armonía experiencial que cada persona y conjunto necesite.

Si tu caso es que no puedes tener abundancia económica, pregúntate ¿Quién temo ser si tengo dinero? ¿Qué no quiero vivir si tengo dinero? ¿Qué malo puedo hacer si tengo dinero? ¿Qué actitud mía he rechazado y me da miedo que se vea si tengo dinero? ¿Qué es eso tan importante para mí que puedo perder si tengo mucho dinero?

Todo esto lo podemos explorar con hipnosis y sesiones que nos permitan profundizar en el inconsciente.

4 comentarios en “Escasez y abundancia

  1. Hola. Desde mi humilde opinión, porque me da la real gana decirla, he experimentado la hipnosis con Yolanda. Decir que su voz tiene algo que hasta la mente más resistente como la mía, se dejó llevar por ella. Y fue una gran experiencia. También el universo me guió a ello. Me dio las pautas de las herramientas que tienes que ir haciendo. Pero gracias a esa hipnosis, me atrevo a decir, ahora que ya la hice, que me acerco un poco más a mi SER, y pude continuar con la siguiente herramienta. Gracias por todo Yolanda. Infinitas gracias por tu amor, compresión y apoyo.

  2. ¡Qué interesante y real! Siempre he sentido esa sensación de que me boicoteo, yo misma, constantemente. Yolanda, en este artículo expones las preguntas a las que tengo que contestar para encontrar las respuestas. Ha sido en el momento más oportuno. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

4 Compartir
Compartir4
Twittear